Empieza el día, suena el despertador, desayuno, ducha, levantar a los pequeños (o no), poner el piloto automático: Transporte, atascos, enfados y quizás llegar tarde a nuestros compromisos… Reuniones que no acaban, pedidos que no llegan, el ordenador deja de funcionar, salimos corriendo por la tarde para buscar los niños al colegio (o no que ya son mayores) les suena algo de esto.

Cambiar de ambiente, acercarnos a la montaña o a la playa, donde la brisa del mar hace que nuestros pensamientos se vuelvan distintos, más optimistas o más claros quizás, en los que la energía nos inunda.

 Esos momentos de desconexión en los que podemos disfrutar de las pequeñas cosas de un modo diferente, ofreciéndoles más tiempo, dedicándoles más de nosotros mismos. Más tiempo para leer, salir a pasear con amigos, con protocolos de bioseguridad, disfrutar de lo más preciado que tenemos y de lo que menos disfrutamos, la familia, tiempo para hacer lo que nos apetece y estar con la gente que queremos.

Cuando nuestro cerebro desconecta, nos permite pensar más claro, los problemas se vuelven menores, las soluciones parecen más cerca y en general, el volver a conectar al cabo de unos días, nos ayuda a mejorar las ideas que teníamos en la cabeza antes de irnos.

La compañía ha dispuesto unos días de descanso para los empleados, para disfrutar de la familia y tener ese espacio de cambiar un computador, una reunión, una mesa de trabajo, etc., por un día relajado, de leer un buen libro, de descansar y hacer actividades varias en bienestar de nosotros, como factor humano que tanto quiere la compañía.

Ante la coyuntura de trabajo en casa nos hemos olvidado de tener estos espacios libres y descansar.

Recuerden disfrutar de:
-Vacaciones.
-La tarde del cumpleaños.
-Medio día del 23 o el 30 de diciembre/2020

El 24 y 31 de diciembre no son días laborales.

Las pausas activas son breves descansos durante la jornada laboral que sirve para recuperar energía, y relajarse para que el estrés disminuya. Haz al menos dos veces al día.
 

JUNTA DIRECTIVA CENTRAL “ASES”