1) Voluntariedad y reversibilidad: La decisión del empleado de acogerse a cualquier forma de modalidad de trabajo remoto es voluntaria y debe ser convenida con la Compañía, el empleado.
Cuando el trabajador solicite cambio de modalidad de trabajo debe ser resuelta en un tiempo no mayor de 30 días
2) Salario: El salario de los empleados que trabajen bajo cualquier modalidad de trabajo remoto será el de su cargo, y mantendrá las garantías legales y convencionales.
3) Jornada de trabajo: El empleado estará sujeto a la jornada laboral máxima semanal establecida por la Convención Colectiva. El trabajador remoto podrá decidir cuánto tiempo y en qué momento prestará su labor en consenso con su líder, sin sobrepasar la jornada laboral establecida.
4) La Compañía Implementará a través del sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo un programa dirigido a controlar las fuentes de riesgo para los trabajadores que desarrollan sus funciones desde la casa o remoto en sus distintas modalidades.
5) Suministro de equipo: A los trabajadores que se encuentren en la modalidad de trabajo en casa, o remoto la Compañía suministrará los equipos y herramientas que faciliten el óptimo desempeño, al igual que el mantenimiento de los equipos, programas y actualizaciones, lo mismo que las capacitaciones pertinentes.
6) La Compañía pagará mensualmente a cada uno de los trabajadores que desarrolle trabajo flexible o trabajo remoto, Cincuenta mil pesos mensuales ($50.000) No es necesario escribir ningún correo, simplemente llena este link:

https://forms.office.com/Pages/ResponsePage.aspx?id=_tQLPBERE02ODHwzuet1gXBdcTc1rctGmmvJrNp0NfdUOVU5Nk0zSDBPTllGMlVJTUhDOE9NUVI2Ry4u

El celular personal no es corporativo.
7) Formación y Capacitación: la capacitación y entrenamiento de los empleados que se encuentre en cualquier modalidad de trabajo remoto debe ser un objetivo principal de la Compañía.
Las reuniones de trabajo, cursos y formación para estos empleados deben desarrollarse dentro de su jornada laboral.