Cuando ingrese a la Compañía Suramericana de Seguros, recibí de la misma una serie de documentos para diligenciar y firmar como el contrato de trabajo, seguros, fondo de empleados y la afiliación a la Asociación de Empleados “ASES”, Realmente poco sabia del tema, sin embargo, si sabía que era un derecho protegido por la ley y las normas jurídicas de Colombia, además que ninguna empresa debía oponerse al derecho de asociación de los trabajadores.

En el transcurso del tiempo, me di cuenta de la importancia que era el sindicato para los trabajadores de la compañía, una asociación que velara por los intereses colectivos de todos, la defensa de los derechos fundamentales, el respeto por la dignidad humana, el respeto por el trabajo, su creencia, su posición, etc.

También durante todo este tiempo la empresa ha sufrido grandes cambios de estructura, de negocio, de personas que han pasado por la compañía, sin embargo, en ese sosegar de ir y venir, se ha olvidado que su mayor patrimonio son las personas, que por más avances Tecnológicos en la humanidad, las personas no pasan a un segundo plano dentro de las organizaciones,

La asociación de empleados Sura “ASES” ha jugado un papel importante y trascendente en la vida de muchos trabajadores de la empresa, de los de ayer, los de hoy y con la ayuda de todos con los del futuro. Es por eso  que hoy más  que nunca  debemos fortalecernos más como asociación de empleados de la Compañía, y de la cual somos  todos  y cada  uno de los afiliados parte importante en el  futuro como sindicato, el  cual no es de propiedad de una  junta directiva, o unos delegados, todos somos un grano de  arena de  esta gran asociación llamada  “ASES”.

Hoy algunos compañeros nuevos hemos ingresado a la Junta Directiva Central con un propósito de mantener y fortalecer la asociación, en procura de la lucha por la defensa de los derechos humanos y laborales de todos los trabajadores.  El pertenecer a una asociación sindical en Colombia es un derecho constitucional reconocido y protegido por las mismas leyes, y como lo ha expresado la compañía en varias ocasiones que no se oponen al derecho de asociación de sus empleados, además so pena de ser sancionados al oponerse al derecho sindical.

“…… pese a todas las dificultades y frustraciones del momento, yo todavía tengo un sueño.” Martin Luther King

 

Ricardo León Jaramillo Gallego