La reciente Ley 2191 de 2022 define la desconexión laboral como el derecho que tienen los trabajadores y servidores públicos a no tener contacto, por cualquier medio o herramienta, bien sea tecnológica o no, para cuestiones relacionadas con su ámbito o actividad laboral, en horarios por fuera de la jornada (ordinaria, máxima o convenida), ni en sus vacaciones, licencias o descansos.

Aquí un análisis de las preguntas más frecuentes que ha suscitado esta novedad normativa:

1. ¿Qué obligaciones para el empleador contiene la Ley de Desconexión Laboral?

Esta norma no solo establece que los empleadores deberán respetar el derecho de los trabajadores a la desconexión laboral que inicia una vez finalizada la jornada laboral, omitiendo tener contacto con estos por cualquier medio o herramienta, sino que deberá garantizar que los colaboradores disfruten de los tiempos de descanso, licencias, permisos, vacaciones y de su vida personal y familiar. Para tales efectos, los empleadores tienen la obligación de contar con una política de desconexión laboral de reglamentación interna y abstenerse de dictar órdenes o instrucciones en tales momentos.

2. ¿Qué excepciones contempla la norma?

Las excepciones que están contenidas en la ley son:

  • Los trabajadores y servidores públicos que desempeñen cargos de dirección, confianza y manejo;
  • Los trabajadores que por la naturaleza de la actividad o función que desempeñan deban tener una disponibilidad permanente;
  • Situaciones de fuerza mayor y caso fortuito;
  • Los eventos de comunicación para garantizar la continuidad del servicio y casos de urgencia, debiendo justificarse la inexistencia de otra alternativa viable.

3. Los trabajadores de dirección, confianza y manejo usualmente cuentan con una cláusula en el contrato de trabajo que establece que deberán laborar “el tiempo que sea necesario para cumplir las funciones de su cargo”. Con la nueva ley, ¿esta cláusula es válida?

Sí, continúa siendo válida, en atención a que los trabajadores de dirección, confianza y manejo no están sujetos a lo dispuesto en la ley de desconexión laboral, conforme lo establece el artículo 6° de la norma.

4. ¿El empleador podría asignar tareas de trabajo, por ejemplo, mediante correo electrónico en un horario por fuera de la jornada laboral, haciendo la salvedad que la atención, las mismas, deberá realizarse dentro de la jornada, día siguiente?

La Ley 2191 de 2022 es clara en señalar que la garantía del derecho a la desconexión laboral se garantiza al no tener contacto con los trabajadores por fuera de su jornada laboral, lo que implicaría que estos, en principio, no podrían recibir ningún tipo de comunicación u orden en un horario por fuera de la jornada, inclusive haciendo la salvedad de que el requerimiento debe ser atendido al día siguiente. Así las cosas, y si bien pueden existir casos excepcionales – como por ejemplo trabajadores en el extranjero o casos de urgencias-, lo cierto es que se debe garantizar el derecho a los trabajadores a no tener contacto para cuestiones relacionadas con su ámbito o actividad laboral en horarios por fuera de la jornada ordinaria o máxima legal, ni es sus vacaciones, licencias, permisos o descansos.

Para ello, lo recomendable es que las Compañías implementen jornadas de capacitación para quienes sean jefes al interior de la empresa y tengan personal a su cargo, con el fin de evitar futuras reclamaciones por la violación de este derecho, a través de la implementación de mejores prácticas de gestión del tiempo o de las tareas. Para ello, incluso, se puede hacer uso de herramientas tecnológicas que permitan programar envíos o respuestas automáticas.