La Navidad no es una temporada, es un sentimiento
La Navidad es un sentimiento, es un olor, es un recuerdo, es una mesa llena de gente a la que amas, es una canción, una sonrisa, un puñado de magia y unos instantes de felicidad que durarán hasta que vuelva la Navidad del año que viene.

¡Feliz, feliz Navidad, la que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia, le recuerde al abuelo las alegrías de su juventud, y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce hogar!