¿Qué es Estabilidad Laboral Reforzada?

Garantía en favor de trabajadores que tienen situaciones especiales que de no ser protegidas pueden afectar derechos constitucionales.

Según nuestra constitución política [art. 53], el estado y la ley deben propender por la estabilidad laboral del trabajador colombiano. La jurisprudencia ha desarrollado un principio superior a la estabilidad laboral, principio que se ha denominado Estabilidad Laboral Reforzada, con el cual se busca garantizar la estabilidad del trabajador en casos muy particulares y que puedan afectar gravemente algunos principios constituciones del trabajador.

Estos principios han adquirido más importancia por ejemplo en la mujer en estado de embarazo, en las personas con enfermedades graves (crónicas)  o en los directivos sindicales, casos en los cuales, según el principio de Estabilidad Laboral Reforzada, para despedir estos empleados no es suficiente con la existencia de las justas causas contempladas por la ley laboral.

¿Cuál es el objetivo de la Estabilidad laboral reforzada?

La Corte ha sostenido que la estabilidad laboral reforzada de las personas en situación de debilidad manifiesta, se cimienta en una serie de postulados esenciales que giran en torno a la posibilidad de acceder en igualdad de condiciones a un empleo, a la imposibilidad de despedir a un sujeto de especial protección en razón de su condición, además de garantizar la permanencia en el trabajo hasta cuando se configure una causal objetiva que justifique el despido y, finalmente, al hecho de que la desvinculación de este trabajador esté mediada por la autorización de la Oficina de Trabajo.

¿Cuáles son los alcances de la Estabilidad laboral reforzada?

La estabilidad laboral reforzada como derecho o garantía fundamental de los trabajadores tiene una doble dimensión: por un lado, exige la concreción de acciones dirigidas a promover y conservar el empleo de los trabajadores en situaciones especiales en las tareas que efectivamente puedan ejecutar; y por otro, le impone al empleador ciertos límites para despedir a un empleado que padezca algún tipo de condición de vulnerabilidad, sea enfermedad, maternidad o discapacidad.